Sinceramente ¿Quien no se ha sentido tentado por el placer que supone explotar todas esas pequeñas
burbujas de aire del plástico de embalaje? ¡Esta es su oportunidad! Podrá hacerlo tantas veces como
quiera, Aviso: esto puede parecer una tonteria pero es muy adictivo. Y si no, ya nos lo dirá después de
haber organizado campeonatos en su oficina y tratando de que su jefe no les descubra...
¡Gracias a Yoshi por este "singular y curioso" juego.